No hay nada como aprender jugando, por eso el valor del juego como instrumento de aprendizaje es indiscutible. A través del juego el niño mantiene el interés por el aprendizaje, estimula la creación, la imaginación, la exploración y la fantasía, favorece el desarrollo intelectual, emocional, afectivo, social, del lenguaje y...
Leer mas