Juegos tradicionales

A la artista Yupita lo que más le gusta es jugar con sus niños a los juegos de toda la vida, a los juegos con los que nos hemos criado antes de que existiesen las consolas, los ordenadores y los móviles.

Las nuevas tecnologías están haciendo que los niños cada vez se vuelvan más sedentarios y estén todo el día pegados a una “maquinita”, por eso os proponemos una lista con los juegos tradicionales para que juguéis con los peques.

  • La gallinita ciega: Un jugador será la gallinita ciega y deberá ir con los ojos vendados. El juego empieza con la “gallinita” dando vueltas a sí mismo mientras que el resto le canta: “Gallinita ciega, que se te ha perdido una aguja y un dedal, date la vuelta y lo encontrarás”. Una vez terminada la canción, la “gallinita” deberá encontrar a los demás niños.
  • La rayuela: Hay que dibujar en el suelo con tiza un diagrama de 10 cuadros y escribir en cada cuadro un número del 1 al 10. El jugador se sitúa de pie detrás del primer cuadrado y lanza una piedra encima del diagrama. La casilla en la que cae la piedra no se puede pisar. Entonces comienza el circuito con un salto a la pata coja (si hay un cuadro) o a dos pies (si el cuadrado es doble). El objetivo consiste en ir pasando la piedra de cuadro en cuadro hasta el número 10 y volver. Si el niño se cae o la piedra sale de cuadro, habrá perdido.
  • El pañuelo: Se divide el grupo en dos equipos.A cada miembro del equipo se le asigna un número que estará emparejado con el rival que tenga el mismo número. Una persona hace de juez y debe decir en voz alta el número. Los dos participantes, cada uno de un equipo, que tengan este número deberán correr para coger el pañuelo y llevarlo a su base. Si el que coge el pañuelo es pillado antes de llegar a su base, perderá el punto.
  • El ratón y el gato: Todos hacen un círculo agarrados de la mano. Dos de ellos serán el ratón y el gato. El resto cantará la canción: “Ratón que te pilla el gato, ratón que te va a pillar, si no te pilla esta noche, mañana te pillará”. Mientras suena la canción, el ratón corre por los huecos formados entre los brazos de los niños. El gato le persigue, pero los niños bajarán los brazos para no dejarle pasar. Cuando el gato toca al ratón, el ratón pasa a ser el gato.
  • El escondite: Un jugador tiene que contar hasta 10, debe avisar en voz alta a los demás. Cuando termina sale a buscar a los demás, que se habrán escondido mientras el pequeño contaba con los ojos cerrados. Cuando el niño encuentra a alguien, debe tocarlo para eliminarlo y seguir buscando. Para salvarse, los niños que están escondidos tienen que correr al lugar donde estaba contando y tocarlo antes de que les atrape.

No hay comentario todavia.

Deja tu comentario

Mensaje

Protected by WP Anti Spam